yadhy-tello
Recuerdo la noche donde no podías dormir y me invitabas a dormir contigo, me decias que contarías borreguitos, o mejor aún contarías mis lunares de pies a cabeza.
Más yo te invite a contar mis cicatrices, las imperfecciones y arrugas que amenazan con salir. A falta de lunares puedes contar mis estrías y manchitas que el sol me ha tatuado en la piel. No soy un cliché, lamento que no puedas unir lunares y crear constelaciones, pero lee con tus dedos las historias que tengo bordadas en cada centímetro de piel. Cuéntame las cejas, las pestañas y las líneas que se forman en la comisura de mis labios. Une con tu boca, con tu lengua las marcas que me deja la ropa interior al deshacerme de ella.
No te invito a que me cuentes lunares, te invito a que leas la historia que tiene para contarte mi piel.
Yadhy Tello (via yadhy-tello)